Paseo filosófico

Emociones evocadas

21 sep. 2024

10:30 A 11:30

Teatro Real

¿Qué mejor sitio, en Madrid, para hablar de las emociones representadas que el Teatro Real? De hecho, no solo queremos hacer un recorrido por la historia de la representación de las emociones, a través de la modificación de los espacios operísticos y de los artificios retóricos de los cantantes y actores. También queremos que este paseo nos permita transitar por la diferencia entre el miedo que puede producir, por ejemplo, el contemplar un crimen en la plaza de Isabel II, y el que produce la representación de ese mismo crimen en el escenario del Teatro. La antropología ha reflexionado mucho sobre la manera en la que teatralizamos la vida cotidiana. No hay palabra más de moda en el contexto filosófico de los últimos tiempos que “performance”. La performatividad ha llegado a ser tanto el signo de los tiempos que han comenzado a borrarse las diferencia entre lo vivido y lo evocado, entre lo real y lo ficcional, entre lo que nos ha ocurrido y lo que pensamos que nos ha ocurrido. Escribiendo sobre las formas de persuasión, el escritor hispanoromano Mario Fabio Quintiliano pedía a sus alumnos que se sirvieran de la retórica para convencer. Debían, a su juicio, interpretar sin actuar, es decir, sin dar a conocer la fuente de su artificio.

Quizá no haya en España que haya trabajado más sobre las formas retóricas del canto que Lucía Díaz Marroquín. Autora, entre otras obras, de La retórica de los afectos y profesora de la Universidad Complutense de Madrid, Díaz Marroquín ha ligado desde siempre su carrera profesional al estudio de las formas persuasivas de la ópera.